Noticias de Tierras Lejanas

Octubre, 2014

Gerda BrownQueridos Hermanos,

Bendiciones sean multiplicadas a ustedes en el nombre del Señor.

Toma ánimo en medio de las luchas y batallas. Somos destinados a ganar.

Hoy en día, cuando escuchamos las noticias, casi todas son malas. Oímos de guerras entre las naciones, árabes contra árabes de otro país, los rusos peleando contra la gente de Ucrania, los palestinos contra los judíos, etc. Hay rumores de terroristas entrando por México a los Estados Unidos. Este grupo de ISIS quienes son islamistas radicales y unidos, están matando a miles de gente incluyendo a soldados, mamás y papás y aun niños. Dios nos avisó de antemano que en los últimos tiempos iba a ser como esto, así que no nos espantamos, tenemos fe y confianza en el Señor – Él no ha perdido el control. Por esto quisiéramos compartir con ustedes buenas noticias de tierras lejanas, de la China, Kuala Lumpur, Malasia, India y Nepal.

Los misioneros Dennis y Diane Teague, amigos nuestros desde hace muchos años, nos mandaron un reporte de sus últimos viajes.

Diane y yo estuvimos en el suroeste de China, enseñando un seminario de misiones de 2 días en una escuela bíblica. Luego fuimos a otro lugar y enseñamos lo mismo en una iglesia en una casa. Nuestro objetivo: la información, la inspiración, y la impartición. Cada creyente es comisionado para compartir las buenas noticias y discipular a la gente como nosotros (lo llamamos evangelismo o alcance). Y cuando es con gente que es diferente a nosotros, lo llamamos misiones. Dios nos ayudó a pasar 40 copias de mi libro sobre misiones que ha sido traducido al chino; los oficiales no los vieron. Cada grupo recibió 20 copias. Tratamos de animar a los cristianos a adaptarse a la cultura local en áreas no esenciales para reducir las barreras innecesarias a la comunicación del evangelio. Cada cultura es quebrada e infectada con el pecado, pero algunas costumbres culturales están de acuerdo con la Palabra. El misionero puede perder fácilmente el enfoque espiritual, tratando de hacer que su grupo de personas sea más como la gente de su país. El misionero debe ser un poco como un antropólogo mientras pide al Espíritu Santo demostrar lo que es bueno, malo, y lo que es feo, pero que no es una prioridad. Cambio de culturas no es la meta del misionero. Sin embargo, la entrada del reino eterno de Cristo a la vida de una persona va a cambiarla. Si suficientes personas se convierten, en verdad se cambiará su comunidad. Si se cambian bastantes comunidades, eso va a cambiar la cultura de un grupo de personas o la nación.

Tuvimos unos días libres antes de ir a la ciudad, Kuala Lampur, en Malasia, así que nos subimos a un tren y 9 horas más tarde llegamos a una zona remota donde vivimos durante 2-1/2 años en los años 90. ¡Ha crecido de 200,000 personas a 600,000! ¡Incluso tienen un Walmart! Mientras caminábamos por la ciudad al día siguiente, le pedimos al Señor por una cita divina, ya que no teníamos números de teléfono o direcciones de nuestros amigos. Después de una hora, nos detuvimos para hablar con un hombre que había dicho “hola” a nosotros tres veces mientras nos pasaba en diferentes lugares. Después de un momento, él dijo, “¿Eres Diane?” Su tía era la señora que le enseñó a Diane el chino. Ahora tenía 28 años de edad, y no la había visto desde que tenía 11 años, pero aún la reconoció. A través de él nos encontramos con nuestros amigos.

Kuala Lumpur, Malasia 1 a 7 agosto. Ministré el sábado por la noche y en los servicios de adoración de la mañana del domingo y la reunión de los líderes de la tarde. Tenían también reuniones en el idioma chino, y como Diane lo habla perfectamente bien, predicó y ministró proféticamente a muchos. El equipo del Pastor Hong Seng ha plantado iglesias en varios países, incluyendo más de 40 iglesias en las áreas remotas de Nepal e India. Esperamos animar a su trabajo con la literatura. Ministramos en iglesias y conferencias por varias semanas en diferentes lugares en Nepal. Hay mucha hambre de enseñanza, también de comida; son muy pobres, y les alimentamos en las conferencias. Un equipo de 6 señoras y Diane enseñaron seminarios para las mujeres. Es una cultura religiosa donde las mujeres históricamente han sido mantenidas analfabetas, pero allí trajimos un mensaje del Reino de Dios que honra a las mujeres como la creación de Dios. Les enseñamos a verse como vasijas de Dios para glorificarlo; son un equipo con sus esposos. En lugares de oscuridad la luz del evangelio trae cambio, liberación y gozo.

Hermanos, cada uno de nosotros tenemos nuestro papel en evangelización del mundo. No tenemos que cruzar el océano para ser misioneros. Jesús nos mandó ir a todo el mundo a predicar el evangelio y hacer discípulos. También podemos orar y dar ofrendas a las misiones. Todo cuenta, cada esfuerzo es importante. Gracias por su fidelidad y perseverancia.

Con Amor en Cristo,

Bill y Gerda Brown